Hacking ético y su importancia en la ciberseguridad

25.05.22 9:02 Por miguel.romasanta


El hacking ético es una técnica o práctica que tiene como objetivo mejorar la ciberseguridad de los sistemas informáticos de empresas y organizaciones. Para ello, se realizan ciberataques supervisados para evaluar el nivel de seguridad y poder descubrir vulnerabilidades, errores y debilidades en los sistemas y protocolos de ciberseguridad. 


El hacker se pone en el lugar de un ciberdelincuente y realiza las mismas acciones que este haría para intentar introducirse en un sistema, como sobrecargar un servidor con peticiones, robar credenciales de usuarios, y demás acciones maliciosas que se harían sobre el sistema.  

En una  se realizan pruebas de penetración o tests que abarcan todas las áreas de la empresa como el análisis de la red interna y externa (accesos a internet), las aplicaciones y plataformas utilizadas, los servidores, routers, pruebas de contraseñas, etc. 


Para qué se utiliza el hacking ético 

El principal objetivo de  es el de la prevención. Adelantándose a posibles ataques se pueden preparar los sistemas con las medidas necesarias para repeler estos ataques, evitarlos o reaccionar a tiempo para minimizar sus consecuencias. 

El  se ha convertido en parte importante de cualquier  porque permite medir con mayor exactitud el grado o nivel de seguridad de los sistemas informáticos de una empresa. 

A pesar de que  realiza test y ataques de penetración en sistemas, consiguiendo averiguar sus puntos débiles para reforzar la seguridad, no es suficiente para poder mantener la ciberseguridad de una empresa en el tiempo.

Los ciberdelincuentes encuentran nuevas formas de ataque y utilizan nuevas herramientas sofisticadas, los sistemas reciben actualizaciones que pueden contener nuevas vulnerabilidades, o se incorporan nuevas herramientas o plataformas a los sistemas.

Todas estas acciones hacen que auditorías de ciberseguridad  para poder garantizar que el hacking ético testee las nuevas condiciones y descubrir nuevas vulnerabilidades o debilidades en los sistemas. 


Cuáles son las ventajas del hacking ético para las empresas 

Las empresas obtienen muchos  para evaluar y reforzar sus sistemas de seguridad. Realizar ataques programados aporta una serie de ventajas entre las que destacan: 


-Descubrir vulnerabilidades 

Uno de los principales  es el de descubrir las posibles vulnerabilidades o fallos informáticos que ponen en riesgo la integridad de la información y de los sistemas. Con los ciberataques realizados en el hacking ético se pueden identificar vulnerabilidades y así aplicar las acciones correctoras necesarias para eliminarlas y evitar los riesgos que suponen en materia de ciberseguridad. 


-Reforzar los protocolos y políticas de ciberseguridad 

Otro de los fines que se persigue con el hacking ético es el de protocolos y políticas de ciberseguridad. Con este tipo de acciones es posible descubrir si los protocolos son eficientes y si las políticas de seguridad se están cumpliendo de forma correcta. 

Con el hacking ético se puede evaluar si la política de ciberseguridad de la empresa es correcta y si los usuarios la están siguiendo de forma adecuada. Estos aspectos son parte esencial para poder garantizar un nivel alto de ciberseguridad. 


-Aporta valor a la ciberseguridad 

Muchos empresarios, directivos y responsables de departamento no son capaces de ver o dar el valor que realmente tiene la ciberseguridad en su empresa hasta que son víctimas de un ciberataque que ponga en riesgo la integridad de los datos o interfiera en el funcionamiento de sus sistemas. 

Con el  se puede dar valor a la ciberseguridad, ayudando a que las empresas sean conscientes de la importancia real que tiene la seguridad de sus sistemas y protocolos. Al ver de forma directa y real cómo existen debilidades y carencias en sus sistemas para protegerse ante ataques externos es más sencillo que entiendan la importancia de aplicar todas las medidas necesarias en ciberseguridad. 


-Reducción de costes de inversión 

Al utilizar el hacking ético para poder  de una empresa se podrán definir de forma eficiente las medidas necesarias para eliminar vulnerabilidades e implementar las herramientas y sistemas de defensa que hagan al sistema más fuerte y seguro. De esta forma se evitarán inversiones en sistemas poco eficientes o que no responden a las necesidades reales en ciberseguridad de la empresa. 

El  es una forma de optimizar las inversiones necesarias que debe realizar una organización o empresa en materia de ciberseguridad. 


-Conciencia empresarial en ciberseguridad 

Uno de los mayores riesgos a los que se enfrentan las empresas a la hora de recibir ataques maliciosos externos tiene su origen en los usuarios. Con el  se ayuda a crear una conciencia en ciberseguridad mostrando a los empleados la importancia de seguir los protocolos de seguridad y los riesgos reales de no cumplir con los mismos (no utilizar contraseñas seguras o abrir archivos adjuntos en correos no solicitados, por ejemplo). 


El hacking ético se ha convertido en una herramienta indispensable para cualquier , porque permite recrear las condiciones reales de ciberataque que recibe una empresa, pudiendo detectar los problemas y debilidades existentes, y así aplicar todas aquellas medidas necesarias para reforzar la ciberseguridad. 


A pesar de que la palabra  tiene connotaciones negativas a nivel general, en el mundo empresarial el hacking ético es una de las mejores formas de reforzar las defensas y mantener los sistemas y protocolos de seguridad en condiciones óptimas, asegurando la continuidad de la empresa. 

En la actualidad, el rol de hacking ético es muy demandado pues la ciberseguridad ha pasado a ser una de las principales prioridades de las empresas, debido a su gran dependencia de las nuevas tecnologías y el uso de internet para realizar la mayoría de los procesos y tareas empresariales. 

Quiero conocer más del curso de ciberseguridad